¿Cómo aprender a retratar personas?

Retratar personas puede ser la pesadilla de todo artista. No es tarea fácil imitar el rostro de una persona y plasmarla en papel. ¿Por qué es tan difícil? Varias son las cosas que hacen que sea tan complicado, los rostros tienen muchos detalles y todos son diferentes entre sí, y no solo es eso, todo artista busca la simetría cuando se encuentra dibujando, pero los rostros no son para nada simétricos.

Pintar por numeros

Existen varios métodos para retratar rostros, aquí te enseñaremos paso a paso cómo aprender a retratar personas de forma fácil.

retratar personas por numeros

Técnica de los Óvalos

Los óvalos son figuras que en el dibujo se consiguen a través de círculos perfectos. Las facciones de la cara pueden conseguirse muy bien si logras un buen óvalo. Vamos a empezar con un rostro de perfil:

  1. Todo dibujo requiere de un eje para orientar los trazos en el papel. Empieza trazando una cruz (una línea horizontal y otra vertical) de dimensiones iguales.
  2. Como estaremos realizando un rostro de perfil, traza una línea inclinada que pase por el punto medio de la cruz. Una línea inclinada es aquella que se encuentra entre un ángulo de mayor de 0° y menor de 180°.
  3. Desde la línea inclinada deberás trazar de arriba hacia abajo un arco, primero del lado derecho y luego del lado izquierdo, hasta unir ambos arcos. El óvalo deberá ser perfecto para garantizar un buen resultado final, si no ha quedado bien utiliza la borra hasta que quede como te gustaría.
  4. Divide el óvalo con cuatro líneas horizontales que sean paralelas entre sí, cada una de ella delimita una sección del rostro. De arriba hacia abajo obtendrás las zonas del cabello, frente, ojos, nariz y barbilla o mandíbula.
  5. Comienza a definir las partes de la cara. Las líneas que dibujaste anteriormente son tu guía para dibujar, los ojos siempre deben ser dibujados en la mitad de la línea, la nariz se dibuja por encima de la línea en la mayoría de los rostros.
  6. Recuerda que el óvalo es tu boceto, no es tu diseño final, una vez que hayas captado bien las formas y los trazos hayan quedado como los deseados puedes borrar todas las líneas y el óvalo de inicio. Por eso no te olvides de realizar trazos suaves, no querrás que queden marcas en todos los lados del rostro.

Existen varias diferencias entre dibujar un rostro de mujer y un rostro de hombre, deberás cuidar principalmente los trazos. Cuando estés retratando a una mujer los trazos deben ser aún más suaves y más redondeados, lo más difícil probablemente sea el cabello, para ambos deberás hacer uno a uno, con trazos muy finos.

Los hombres por naturaleza tienen rasgos más marcados, así que puedes aplicar un poco más de presión

retratar personas con numeros

Técnica del círculo

La forma básica de las caras y lo que podemos determinar sin prestar mucha atención es el círculo, si no sabemos mucho de formas o si le preguntas a un niño qué forma tiene la cara, te responderá que es redonda.

Si has dibujado anteriormente sabes que esto no es cierto, pero podemos usar el círculo para la base de nuestro rostro. En este caso, vas a realizar paso a paso el retrato de un rostro de frente.

  1. Traza un círculo, no necesitas centrarlo en la hoja, solo tiene que ser un círculo perfecto.
  2. Dibuja las líneas que te ayudarán como guía. En esta técnica, puedes trazar una línea vertical que atraviese el centro del círculo y que sobresalga del mismo por su parte inferior, esto último es lo que nos va a permitir saber hasta dónde trazar la barbilla o quijada, por lo que tiene que ser proporcional al rostro.
  3. Dibuja tantas líneas horizontales creas adecuadas. Estas líneas serán la base para delimitar los ojos, buscar la simetría de la boca y de los ojos.
  4. Define los rasgos. Poco a poco y con un conjunto de trazos deberás ir formando la estructura de la cara. Con un poco más de experiencia podrás utilizar la técnica del claro oscuro para dar dimensión, con el oscuro alcanzas definir mucho mejor los pómulos y la sien. Un rostro cambia de acuerdo a la iluminación, asegúrate que tu modelo a seguir no cambie de posición.
  5. ¿Ya tienes todos los rasgos listos? Lo más difícil está por venir, los ojos, la boca y la nariz son difíciles de retratar, son los que requieren mayor experiencia y mucha práctica. Los profesionales aconsejan que realices este paso fuera de los rasgos del rostro y lo hagas muchas veces, a modo de práctica. Los ojos pueden tener forma de almendras o ser completamente redondos. La nariz de las personas varía dependiendo de la ascendencia de cada una, los hombres pueden tener una nariz más cuadrada, geométricamente hablando, y más grande que la mayoría de las mujeres, la nariz de las mujeres suele llevar menos trabajo conseguir una copia porque tienen menos trazos y menos definición.
retratar personas facilmente

Al final del día, tendrás que practicar muchas veces y aprender a dibujar primero las partes de la cara por separado, una vez que le has cogido el truco, usando las formas y las técnicas que mejor te funcionen, es cuando vas a empezar a ver resultados.

Empieza poco a poco, al principio te recomendamos empezar con lápiz, papel y borra, luego cuando tengas mayor confianza puedes irte por el carboncillo o también puedes pintar por numeros.

Hay muchas formas de retratar a las personas: de perfil, de frente, con la cara inclinada. Tú, como artista no solo tienes que obtener un buen resultado, sino que tienes que captar lo que esa persona transmite para que se pueda traducir a través de la ilustración.

Llegar a la perfección requiere tiempo, una vez que hayas dominado el arte de los rostros y veas el progreso en tus obras, estás listo para empezar a retratar mucho más que las caras, el cuerpo también es un proceso que tiene varias técnicas y que se puede conseguir de diferentes formas.

No olvides que tu objetivo inicial no es conseguir la simetría, es captar los detalles particulares de cada rostro.

Estaremos encantados de escuchar lo que piensas

Deje una respuesta